Salud

Cómo usar desinfectante para manos

Hay que tomar dos cosas en cuenta al momento de usar desinfectante para manos, la primera es que debes frotarlo en tu piel hasta que tus manos estén secas. Y, si tienes las manos grasientas o sucias, debes lavártelas primero con agua y jabón.

Con eso en mente, aquí hay algunos consejos para usar el desinfectante de manos de manera efectiva:

  1. Rocía o aplica el desinfectante en la palma de una mano.
  2. Frótate bien las manos. Asegúrate de cubrir toda la superficie de tus manos y todos tus dedos.
  3. Continúa frotando durante 30 a 60 segundos o hasta que tus manos estén secas. El desinfectante de manos puede tomar al menos 60 segundos, y algunas veces más tiempo, para matar la mayoría de los gérmenes.

¿Qué gérmenes pueden matar los desinfectantes para manos?

De acuerdo con CDCTrusted Source, un desinfectante para manos a base de alcohol que cumpla con los requisitos de volumen de alcohol puede reducir rápidamente la cantidad de microbios en tus manos. También puedse ayudar a destruir una amplia gama de agentes causantes de enfermedades o agentes patógenos en tus manos, incluido el nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

Sin embargo, incluso los mejores desinfectantes para manos a base de alcohol tienen limitaciones y no eliminan todo tipo de gérmenes.

Según CDC, los desinfectantes para manos no eliminan los productos químicos potencialmente dañinos. Tampoco es eficaz para matar los siguientes gérmenes:

  • Norovirus
  • Cryptosporidium (que causa la criptosporidiosis)
  • Clostridium difficile (también conocido como C. diff)

Además, un desinfectante para manos puede no funcionar bien si tus manos están visiblemente sucias o grasientas. Esto puede suceder después de trabajar con alimentos, hacer trabajos de jardinería, o practicar un deporte.

Si tus manos se ven sucias o viscosas, opta por el lavado de manos en lugar de un desinfectante para manos.

CDC enumera instrucciones específicas sobre la forma más efectiva de lavarse las manos. Esto es lo que recomiendan:

  1. Siempre usa agua limpia y corriente (puede ser fría o caliente).
  2. Mójate las manos primero, luego cierra la llave del agua y enjuágalas con jabón.
  3. Frota tus manos con el jabón durante al menos 20 segundos. Asegúrate de restregarte el dorso de las manos, entre los dedos y debajo de las uñas.
  4. Abre el agua y enjuaga sus manos. Usa una toalla limpia o seca al aire.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar