Personas y Sociedad

Cómo enamorar a una chica

Mariposas en el estómago… Qué difícil se hace lidiar con ellas ¿No? Así suele reaccionar el cuerpo cuando entra en el enamoramiento.

Sentirse atraído por una chica es algo que muchas veces no se maneja muy bien. Entre el deseo intenso de estar junto a ella y las ganas de que todo salga bien sin errores, se entra en un escenario complicado donde las cosas no fluyen precisamente como deberían.

Las relaciones humanas destacan por ser tan maravillosas como complejas en muchas ocasiones. Por lo tanto, enamorar o atraer a una persona no entiende de fórmulas mágicas. No existen. Cada persona es diferente, y los patrones de comportamientos populares impuestos por la sociedad, no siempre traen buenos resultados. A veces sí, pero otras tantas no.

No obstante, si bien no hay una guía efectiva para saber cómo enamorar a una chica, hay ciertos comportamientos que si se ponen en práctica y se convierten en un hábito, no sólo harán que ganes más puntos para tener a esa chica que quieres, sino también harán que crezcas como persona.

Hay que entender que no existen mujeres fáciles o mujeres difíciles. Las mujeres buscan a alguien que se adapte a lo que ellas buscan y responden precisamente a esos estímulos que van relacionados a lo que quieren. Una vez asimilado eso, el panorama puede aclararse un poco más.

Este artículo te ofrecerá ciertas herramientas para aprender a cómo enamorar a una chica. No son métodos infalibles –en el amor no los hay- pero sí que pueden ayudarte mucho a que eso que luce imposible, sea más factible de lo que parezca.

Seguridad en uno mismo

Un hombre que muestre constantemente necesidad es poco atractivo. Esta es una enorme verdad en el pensamiento femenino.

Las mujeres siempre buscan a un hombre que además de tratarlas bien, les transmita seguridad, protección y sensualidad. El amor propio es fundamental, sin él, estarás condenado a que por mucho que desees a una mujer, la termines alejando. Si no crees en ti, esa mujer tampoco lo hará.

Ser seguro de uno mismo implica tener convicciones claras, mostrarse confiado, buena autoestima, cuidar la apariencia, oler bien, tener aspiraciones personales y profesionales y por supuesto que haya coherencia entre lo que se dice y se hace. En definitiva, ser un caballero a toda regla.

Todas esas creencias limitantes que no se sustentan en nada, hay que desecharlas para darle lugar a este tipo de pensamientos, que son los que realmente cautivan a las féminas. Hay que mostrarse como la persona que ella necesita.

No obsesionarse

En esa búsqueda por saber cómo enamorar a una chica, es fácil caer en la desesperación. Es sencillo y frecuente sentir que las cosas no están saliendo de la mejor forma, pero la clave está en tener paciencia, que todo fluya. No en vano siempre se repite la frase de “lo que es para ti, será, y lo que no, no”.

Construir una relación con una persona es algo que requiere tiempo y dedicación. Ser paciente y avanzar poco a poco es el camino a seguir, pues, obsesionarse con una persona además de ser dañino para quien lo sufre (cae en el abandono personal), tendrá un efecto repelente en la mujer.

La obsesión lleva a, en muchas ocasiones, suponer cosas de manera errónea, bien sea para darle más importancia de la que merece algo bueno (un gesto) o ser fatalista con algo malo que no lo es tanto. Las cosas deben valorarse a su justa medida y más que buscar a la persona que se quiere, hay que atraerla. Esto último está directamente relacionado con la confianza en sí mismo.

Escuchar siempre

Escuchar a la persona que habla tiene una vital importancia no sólo para saber cómo enamorar a una chica, sino también en todas las relaciones humanas.

En especial a las chicas, les gusta sentirse escuchadas. Por eso, déjala que hable, que te cuente sobre su vida, sus gustos, experiencias, todo lo que pueda contarte. Escuchar es un gesto que con el paso del tiempo se ha perdido en el comportamiento de las personas, por eso hoy tiene un valor enorme.

Hay hombres que tienen un problema serio con el ego. No paran de hablar de sí mismos y por lo tanto, terminan alejando a la mujer que tanto quieren tener a su lado, pero que al mismo tiempo no la escuchan.

Cero excesos

A las mujeres les encanta recibir cumplidos, detalles y regalos. Pero esto puede convertirse en un problema si no se dosifica.

Está bien decirle a una mujer que se ve hermosa, está bien darle detalles y regalos, también invitarla a cenar. Sin embargo, todo exceso es malo. Y este comportamiento en exceso, hará inevitablemente que ella vea un interés excesivo y por lo tanto, empiece a mostrar rechazo. Es como los dulces, son ricos pero llega un punto en el que empalagan, así ven las mujeres estas acciones.

No confundir esto con dejar de ser un caballero, para nada. Es sólo que este tipo de gestos hay que llevarlos de una manera adecuado. Los momentos especiales que se convierten en rutina o repetitivos, dejan de ser especiales.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar