Jardineria

Cómo cuidar de tus plantas

Muchas personas le ponen mucho empeño al cuidado de las plantas. Si se trata de plantas de interior, no hay de que preocuparse. Aquí hay algunas cosas que debes considerar.


Una regadera es imprescindible en todos los jardines. Se recomienda que compres una con un pico estrecho para garantizar un riego adecuado. Pero eso no siempre se aplica, por lo que la prueba del dedo puede ser útil en esos casos. Inserta tu dedo índice en el suelo. Si sientes que el suelo está húmedo, no lo riegues. De lo contrario, hazlo.

Paso
2
Alimentación

Fertilizante

Las plantas de follaje siempre deben tener un alto contenido de nitrógeno. Para las plantas con flores, por otro lado, se necesita K2O. Los fertilizantes como los de liberación lenta se pueden mezclar con el compost. Sin embargo, algunas plantas como los cactus y las orquídeas necesitan alimentos especiales. Alimenta a las plantas dependiendo de su altura.

Paso
3
Iluminación

Las plantas como Sanseveria y Aspidistra no requieren sombra. Se pueden colocar lejos de una ventana. Las plantas araña necesitan semisombra. Puedes colocar plantas como estas cerca de una ventana que reciba o no luz solar. Otros necesitan sol o nada de sol, como las berenjenas.

Paso
4
Temperatura


Las plantas de interior, pueden sobrevivir a temperaturas un poco más altas que 15 – 250 C o 55 – 750 F, pero las fluctuaciones drásticas de temperatura pueden no ser buenas para ellas.

Paso
5
Humedad

Algunas plantas de interior requieren un ambiente húmedo. Un consejo para maximizar la humedad es colocar la maceta dentro de una maceta más grande y llenar los huecos con piedras o compost para mantener la humedad; el compost no se secará. Las plantas son capaces de crear su propio clima si se agrupan. Este consejo también se puede utilizar para mantener el suelo húmedo. Si lo deseas, puedes rociarlas con agua una o dos veces al día, dependiendo de la temperatura del día.

Paso
6
Transplante

Algunas plantas requieren trasplante para un crecimiento óptimo, pero algunas plantas pueden no ser adecuadas para esta idea. No quisiéramos que sus raíces fueran perturbadas o que el sistema de raíces de otras plantas sea pequeño. Una forma de verificar si su planta necesita trasplante es darle la vuelta. Toca la maceta para liberar la planta y verifique sus raíces. Si las raíces son todo lo que ves, entonces replanta.

Solo necesitas cuidar un poco tus plantas y, obtendrás muchos beneficios. No solo tendrás un jardín que agregara belleza a tu casa, así como también aprenderás como a respetar y nutrir la vida en sus variadas formas.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar